Biombos, más que decoración oriental

Los biombos, tal como los conocemos hoy, no son precisamente para lo que se crearon en Oriente, ya que en su origen servían como pantallas de protección contra el viento, de esa función proviene el significado de esta palabra. Los biombos resultan además uno de los elementos decorativos imprescindibles en aquellas estancias que cuenten con un toque asiático u oriental. Si es tu caso, te decimos de qué forma puedes usarlo y la mejor forma de hacerlo.

El uso a modo de decoración y como separador de ambientes no se utilizaba en su lugar de origen y no fue hasta que llegaron a Europa, cuando se les comenzó a dar esa utilidad.
 

 
 
Separa espacios sin levantar paredes

La ventaja con la que cuentan los biombos es que puedes colocarlos en cualquier tipo de espacio, ya que están fabricados de múltiples materiales y formas y puede combinarse con cualquier estilo decorativo. Aunque si bien es cierto, la utilidad que se le da al día de hoy es la de separar espacios, sobre todo en los lofts ( Los 'lofts' son apartamentos diáfanos, sin paredes, donde se puede disfrutar de espacios muy amplios y, por supuesto, de grandes posibilidades para la decoración, que se han convertido ahora en las casas más modernas y más 'in' en Estados Unidos) y en habitaciones especialmente amplias que necesitan de algún tipo de aislamiento para crear una zona especial.

La funcionalidad de estos elementos se une a su efecto decorativo, ya que además de tener una utilidad práctica pueden darle un toque muy personal a cualquier casa. Aunque lo que tampoco puedes hacer es colocar un biombo en medio de una estancia única y exclusivamente para decorar, ya que el efecto que podría producir es bastante extraño; procura que además de quedar bonito tenga algún tipo de utilidad.

En las habitaciones grandes, puedes colocar este elemento con el objetivo de crear diferentes ambientes. Por ejemplo, para separar la cama de la zona del vestidor, en el caso de que no cuentes con un espacio específico para él.




Una forma diferente de crear ambientes 

Puedes hacer lo mismo con el salón si este tiene unas dimensiones importantes, creando una zona a modo de rincón de lectura o por el contrario separar un espacio de trabajo, un mini despacho que tengas colocado en ese lugar.

Ahora puedes elegir diferentes diseños, no tienen por qué ser solo con elementos orientales. El cristal, la madera, el plástico o la tela son algunos de los materiales de los que están hechos; gracias a esta variedad podrás elegir el que mejor se adapte a la decoración de tu hogar.

Cualquier idea es válida siempre y cuando no rompa la estética general de tu casa. 
 


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada